El conflicto del África de los Grandes Lagos se convierte en ejemplar y revelador sobre quiénes son y cómo actúan estos grandes “filántropos” que dirigen el mundo y que lo están conduciendo hacia el desastre.

Los hombres más poderosos de las multinacionales, de las finanzas, de la política y de los medios de comunicación son los inductores de la gran “reordenación” de aquella región o los colaboradores necesarios en ella. Tal reordenación ha sido decidida desde ámbitos que superan el reducido marco de los Estados, por muy poderosos que estos sean. A su vez, la escandalosa y generalizada posición de los grandes medios de comunicación frente a ese conflicto no puede ser explicada sin decisiones tomadas a nivel de las cúpulas editoriales. Otros muchos medios han sido incapaces de salirse del guión oficial por temor a quedar fuera de juego.

La práctica totalidad de los personajes que han ocupado cargos claves en este conflicto forman parte de poderosos clubes como la Comisión Trilateral. Clubes estrechamente ligados entre sí, clubes que están “más allá” de las instituciones políticas, que están por encima de ellas o que constituyen su núcleo más secreto.

Joan Carrero, presidente de la Fundación S’Olivar de Mallorca y promotor del Foro Internacional para la Verdad y la Justicia en el África de los Grandes Lagos.

facebook
Twitter
Follow