Una vez que Navalny estuvo en Berlín era sólo cuestión de tiempo antes de que se declarara que fue envenenado con Novichok. Los rusófobos están encantados. Esto, por supuesto, elimina todo vestigio de duda sobre lo que le pasó a los Skripals, y prueba que Rusia debe ser aislada y sancionada hasta la muerte y debemos gastar incontables miles de millones en armas y servicios de seguridad. También debemos aumentar la vigilancia nacional, tomar medidas enérgicas contra la opinión disidente en Internet. También prueba que Donald Trump es una marioneta rusa y que el Brexit es un complot ruso.

Voy a probar más allá de toda duda que soy un troll ruso haciendo la pregunta Cui Bono?, brillantemente identificada por la Iniciativa de Integridad de Ben Nimmo como un signo seguro de la influencia rusa.

Debo decir que no tengo ninguna dificultad con la idea de que un oligarca poderoso o un órgano del estado ruso haya intentado asesinar a Navalny. Es un fastidio menor, bastante más famoso aquí que en Rusia, pero no ser una amenaza mayor no te protege contra el asesinato político en Rusia.

Lo que sí me cuesta es la idea de que si Putin, u otros actores rusos muy poderosos, quisieran a Navalny muerto y lo hubieran atacado mientras estaba en Siberia, estaría vivo en Alemania hoy. Si Putin lo quisiera muerto, estaría muerto.

Tomemos primero el arma del ataque. Una cosa que sabemos de «Novichok» con seguridad es que parece no ser muy bueno en el asesinato. La pobre Dawn Sturgess es la única persona que supuestamente murió por «Novichok», accidentalmente según la narración oficial. «Novichok» no mató a los Skripals, el objetivo real. Si Putin quisiera a Navalny muerto, intentaría algo que funcionara. Como una bala en la cabeza o un veneno realmente mortal.

«Novichok» no es un producto químico específico. Es una clase de arma química diseñada para ser improvisada en el campo a partir de precursores comunes domésticos o industriales. Tiene cierto sentido para su uso en suelo extranjero ya que no se lleva el agente nervioso real y se pueden comprar los ingredientes localmente. Pero no tiene ningún sentido en su propio país, donde el FSB o la GRU pueden pavonearse con cualquier arma mortal que deseen en lugar de hacer agentes nerviosos caseros en el fregadero. ¿Por qué lo harían?

Además se espera que creamos que, habiendo envenenado a Navalny, el estado ruso permitió que el avión en el que viajaba, en un vuelo doméstico, se desviara a otro aeropuerto, y que hiciera un aterrizaje de emergencia para que pudiera ser llevado al hospital. Si los servicios secretos rusos habían envenenado a Navalny en el aeropuerto antes del despegue, como se alega, ¿por qué no insistieron en que el avión se ciñera a su plan de vuelo original y lo dejaron morir en el avión? Habrían previsto lo que le pasaría al avión en el que estaba.

Luego, se supone que debemos creer que el estado ruso, habiendo envenenado a Navalny, no pudo lograr su muerte en la unidad de cuidados intensivos de un hospital estatal ruso. Se supone que debemos creer que el malvado estado ruso fue capaz de falsificar todas sus pruebas toxicológicas y evitar que los médicos dijeran la verdad sobre su envenenamiento, pero el malvado estado ruso carecía de la energía necesaria para apagar el ventilador durante unos minutos o deslizar algo en su goteo. En un hospital estatal ruso.

Lo siguiente que se supone que debemos creer es que Putin, habiendo envenenado a Navalny con Novichok, permitió que lo llevaran a Alemania para ser salvado, asegurándose de que el Novichok sería descubierto. Y que Putin hizo esto porque estaba preocupado de que Merkel se enfadara, sin darse cuenta de que podría estar aún más enfadada cuando descubriera que Putin le había envenenado con Novichok

Hay toda una serie de puntos totalmente increíbles, cada uno de los cuales hay que creer para seguir con la narrativa occidental. Personalmente no compro ni uno solo de ellos, pero soy un notorio traidor rusófilo.

Estados Unidos está muy interesado en impedir que Alemania complete el gasoducto Nord Stream 2, que suministrará gas ruso a Alemania en una escala masiva, suficiente para cerca del 40% de su generación de electricidad. Personalmente me opongo al Nord Stream 2, tanto por razones ambientales como estratégicas. Preferiría que Alemania pusiera su formidable poderío industrial en las energías renovables y la autosuficiencia. Pero mis razones son muy diferentes a las de Estados Unidos, que se preocupa por el mercado de gas licuado a Europa para los productos de Estados Unidos y para los aliados del Golfo de Estados Unidos. Las decisiones clave sobre la finalización de la Nord Stream 2 están ahora en marcha en Alemania.

Estados Unidos y Arabia Saudita tienen todas las razones para instigar una división entre Alemania y Rusia en este momento. Navalny es ciertamente una víctima de la política internacional. Que sea una víctima de Putin lo dudo.

El estado del Reino Unido está tratando de silenciar una pequeña burbuja de disidencia al encarcelarme, así que usted no tendrá acceso a otra visión menor pero informada de los acontecimientos mundiales para que la considere. Ayer lancé un nuevo llamamiento de fondos para mi defensa legal en la acción por desacato contra mí por mi reportaje del intento de incriminar a Alex Salmond. Les agradecería mucho si pudieran contribuir a mi fondo de defensa, o suscribirse a mi blog.

Font: Craig Murray

facebook
Twitter
Follow