Oye, Pablo Casado, eres un pobre idiota. Vienes a Mallorca a decirme que yo no hablo catalán, que mi lengua es la de la calle de Ca ses Monges de mi pueblo, la lengua de los gatos y las cabras. Esto es una idiotez, y tú lo sabes. ¿Qué pretendes con estos actos? Tu máxima preocupación es si Mallorca pertenece a los Països Catalans o a España. Mallorca es un lugar que acoge a todas las nacionalidades del mundo y a todas las lenguas y culturas del universo. ¿Que no lo sabes? Por supuesto que lo sabes, porque un falsificador de másters sabe todo lo que pasa en nuestro planeta. Eres grande, Pablo Casado, muy grande: ¡un gran campeón de las miserias humanas! ¿Qué has venido a hacer a Mallorca, a apoyar a Marga Prohens y a todo un grupo de desleales que lamen el culo a los que deberían arañar, que hacen reverencias y cabezadas a los que deberían llenar la cara de escupitajos? Porque veneras los símbolos monárquicos que nos maltratan desde siempre, en vez de agradecernos a mallorquines, menorquines, ibicencos y formenterenses que os damos todo lo necesario para que podáis vivir de manera decente. Eres un malvado siempre que pronuncias la palabra catalán con desprecio y ridícula altivez. Eres pequeño y malvado, Pablo Casado, cuando te ríes de los que deberías adorar, admirar y honrar. El catalán y los Països Catalans son dos pequeñas y vigorosas joyas de la cultura y el territorio mundial: ¿por qué, en vez de querernos ofender y deshonrar, no citaste a los universales Ramon Llull, mallorquín, a los Borja de Valencia y a Gaudí del Principado? Estos personajes deberían alegrarte la vida y no tus ¡Arriba España! patrióticos manchados de sangre y de odio. ¡Un máster en difamaciones es lo que deberían entregarte!

Fuente: Última Hora

facebook
Twitter
Follow